Seguridad en polipastos puente grua

Seguridad en la elevación de cargas con polipastos de cadena

Disponer de máquinas más seguras contribuye de manera significativa a reducir el coste social de los accidentes y los daños a la salud, tanto en el lugar de trabajo como en el entorno
doméstico.

Las reglas de buena práctica para el funcionamiento seguro de los polipastos de cadena, generalmente,  son de aplicación a todos los tipos de polipastos.

Cuáles son las causas más frecuentes de accidentes con polipastos

La causa más común de accidentes con grúas y polipastos es el error humano. Aunque las consecuencias pueden ser devastadoras, afortunadamente, estos errores son evitables. Estos son los escenarios de accidentes más comunes:

  • los polipastos se cargan por encima de su capacidad o las cargas no están equilibradas. El uso de cualquier producto con exceso de cargas nominales está prohibido. Asegúrate de usar el polipasto dentro del rango de límite de carga de trabajo. En caso de no estar seguro, no utilices el polipasto.
  • personas caminando debajo de una carga suspendida o no se comunican con el operador usando señales predeterminadas.

Operación segura del polipasto

Los aspectos a considerar para una operación segura del polipasto son unos cuantos, pero el más importante es el conocimiento sobre el polipasto, la carga, y sobre las prácticas de operación segura y la capacitación y comunicación que respaldan ese conocimiento.

Calificación del operador: El entrenamiento del operador es crítico para la seguridad y debe ser específico para el tipo de polipasto que el operador utilizará, incluida información sobre la capacidad de elevación, inspecciones y mantenimiento, embragues de deslizamiento, dispositivos de límite de carga, mecanismos de frenado y límites de desgaste.

La capacitación también debería incluir una discusión sobre los puntos de sustentación equilibrados y las prácticas de aparejo seguro. Las eslingas u otros accesorios se deben colocar en el sillín del gancho, y los pestillos del gancho deben estar presentes y funcionando correctamente. La cadena de carga del polipasto no debe usarse nunca como un cabestrillo. En lugar de ello, hay que asegurarse de que la cadena esté recta y asentada correctamente en la polea de carga.

Izado de la carga

Las cargas siempre deben levantarse lentamente al principio para asegurarse de que todo esté asentado y funcione correctamente. También deben levantarse verticalmente, tirando de la cadena de maniobra de forma uniforme para evitar tirones repentinos o enredos y evitando la tentación de tirar de la cadena de carga en un ángulo inclinado. Esta maniobra podría generar un estrés adicional en el polipasto y dar lugar a oscilaciones de la carga incontrolables.

Asegúrate siempre de que la cadena está en posición vertical y recta sin nudos.

Evite utilizar los límites de recorrido del polipasto para detener la operación. Estos límites generalmente no están diseñados para un uso diario regular, están destinados para uso de emergencia. Cuando el polipasto está acoplado a un trole, se debe tener cuidado para evitar que se estrelle el trole en los topes de la viga. Esto aumenta la tensión en el polipasto y provocará cambios de distribución de carga peligrosos. Se debe minimizar el jogging del motor del polipasto ya que esto generará calor en los devanados del motor, lo que podría provocar una falla del motor.

Si la cadena se bloquea o llega al tope, deja de tirar de ella. Si hay un problema soluciónalo pero no manejes el polipasto con violencia ni dejes la carga colgando en el aire.

Debes lubricar la cadena de carga antes de utilizarla con cuidado de no lubricar las superficies de frenado y mantener el freno seco.

No está permitido elevar la carga por encima de personas. No permitir a nadie pasar por debajo de la carga suspendida. Si vas a izar una carga, avisa antes a todas las personas que se encuentren en las inmediaciones.

Interruptor de límite en polipastos de cadena eléctricos

Un interruptor de límite es un mecanismo de seguridad de respaldo de los polipastos de cadena eléctricos. Estos dispositivos  de seguridad cierran el polipasto cuando el gancho alcance el recorrido máximo se eleva a la posición más alta y normalmente también cuando alcanza su punto bajo. No están destinados a usarse para un método para detener el polipasto en puntos predeterminados.

En general, existen dos tipos de interruptores de límite utilizados en los polipastos de cadena eléctricos: de tornillo y  de paleta. Hay un “sustituto” de interruptor de límite.

  • tipo tornillo: funciona normalmente con un tornillo y un mecanismo de tuerca móvil que rompe un circuito en el cableado de control y corta el elevador en el punto deseado. Este tipo de interruptor de límite normalmente se oculta dentro de la cubierta eléctrica del polipasto y se ajusta de acuerdo con las instrucciones de fábrica.
  • tipo paleta o actuador: es aquel que funciona con el gancho u otro actuador de la cadena, contactando una paleta u otro interruptor que abre un circuito de control y detiene el movimiento.
  • El “sustituto“: no es un interruptor de límite, sino que es un mecanismo de embrague en la caja de engranajes que se desliza cuando el polipasto hace contacto con la carcasa en el punto más alto para evitar daños. El problema con este sustituto es que cuando funciona, el embrague se desliza. Si el operador mantiene su dedo sobre el botón de arriba, el embrague seguirá deslizándose. El deslizamiento excesivo del embrague provocará desgaste en el disco de freno y, al cabo de un tiempo, la incapacidad del polipasto para elevar la capacidad de carga cuando sea necesario.

Seguro para gancho de polipasto

Los ganchos del polipasto deben estar provistos de pestillo de seguridad u otro dispositivo que evite las cargas puedan desprenderse tras el paso de la gaza o guardacabos. Este pestillo  debe ir siempre por dentro del gancho para así evitar la salida del sistema de eslingado.

También debe permitir la fácil entrada de cables de las eslingas y estrobos y ser capaz de retenerlos de forma automática.

Exceptuando el caso en el que esté específicamente diseñado para cargas puntuales, hay que evitar la carga en la punta del gancho.

Comunicación

La comunicación juega un importante papel en la seguridad en la operación del polipasto, particularmente en ambientes ruidosos donde las operaciones de elevación requieren que un operador de grúa y una persona de señal (normalmente el aparejador o la persona que se conecta) usen señales de mano o comunicación de voz. Las señales manuales deben ser documentadas y publicadas por el propietario del polipasto y acordadas por el operador del polipasto y la persona que hace la señal.

Además, el operador solo debe responder a las señales de mano de la persona designada de señal, excepto para obedecer una señal de parada. Una comunicación de voz efectiva requiere que el operador y la persona que llama deben poder escucharse mutuamente para asegurarse de que las señales para el funcionamiento del polipasto se comuniquen, entiendan y ejecuten claramente.

Antes de dar la señal para levantar una carga, los operadores deben estar al tanto de su entorno. También deben comunicar su intención de comenzar a levantar a las personas en las inmediaciones del polipasto. Y, sobre todo, prestar mucha atención y no dejar nunca una carga desatendida o suspendida.

Inspección y mantenimiento

Las inspecciones y el mantenimiento regular de un polipasto de cadena es fundamental para prolongar su vida útil y garantizar la seguridad del operario y de las personas que se encuentren dentro de su radio de acción.

¿Con qué frecuencia tengo que inspeccionar mis polipastos? 
Si los polipastos se utilizan para renta, es recomendable que sean inspeccionados después de cada alquiler. Si se usan para un recorrido, deben ser revisados ​​al final del recorrido. En cualquiera de los casos, un polipasto debe revisarse como mínimo una vez al año y mantener registros de control de los defectos por escrito de cada inspección o trabajo de mantenimiento, que debería incluir:

  • un examen de la cadena en busca de desgaste, giros, suciedad excesiva, eslabones rotos y para comprobar su adecuada lubricación.
  • Los ganchos deben inspeccionarse en busca de deformaciones, grietas, daños y para asegurarse que los pestillos funcionan correctamente.

Esto puede ayudar a prevenir cualquier accidente de tiempo perdido que resulte de la falla del polipasto y debe prolongar la vida útil del polipasto.

Si detectas daños en la cadena de carga no intentes repararla tú mismo. Cualquier pieza defectuosa o dañada sólo debería ser reparada por personal especializado. Una cadena de carga dañada se debe sustituir por
una cadena del mismo acero soldado y reforzado y con las mismas dimensiones y resistencia.

Si se produce alguna anomalía cuando estás usando tu polipasto, lo mejor que puedes hacer es desconectarlo

Ir arriba